Follow by Email

lunes, 14 de mayo de 2012

Mayo. Mes del Libro. Día 14

Este pensamiento de Francesco Tonucci lo publiqué el año pasado pero lo reitero ahora.


"No importa lo joven que sea el niño o lo complicado que sea el libro; la mediación del adulto lo convierte en algo fácil y fascinante (...) La atención que presta un niño a un adulto que lee para él tiene una intensidad y una intimidad tales que debería bastar para convencer a los adultos, en especial a los padres y a los profesores, de que dediquen tiempo a esa actividad, lamentablemente cada vez menos frecuente, tanto en las casa como en las escuelas. El problema real es que ya no queda nadie que tenga ganas y tiempo que dedicar a los niños. Para eso están los abuelos"


Abuelos: a ponerse las pilas para leerles a los nietos!

Nietos: Hay que pedirle a los abuelos que nos lean o que nos cuenten cosas de su niñez. A ellos les encanta y cuando se mueran ya no se podrán recuperar esa experiencias tan ricas a menos que uds. las conozcan. Y será tarde cuando piensen -¿por qué no se lo pregunté al abuelo/a?

1 comentario:

DORIS dijo...

La tradición oral y escrita, así nuestras nuevas generaciones se compenetran y serán mejores seres humanos.
y a los abuelos, ese tiempo los acerca a sus nietos..
un beso