Follow by Email

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Scrapbooking

Hoa amigas! El scrapbooking es un nuevo amor que se está intoduciendo en mi vida. Me voy ayudando con lo que veo en la web. Es muy gratificante cuando encuentras alguien generoso que te brinda buenas ideas. Quiero compartir esta con uds.

http://www.scrapcollection.es/tutorial-como-hacer-una-escuadra-cortaesquinas-para-encuadernar-por-vanesa/#comment-27456

martes, 13 de noviembre de 2018

El pitanguero es una fiesta!




Se lo conoce como pitanga, “cereza brasilera"añangapiry”, “ibaachua” ,o “cerezos americanos,”  pero su nombre científico es Eugenia uniflora.
Parece que su nombre se debe al Príncipe Eugenio de Saboya. Después de preguntarme con mucho prejuicio qué tenía que ver este señor con nuestra sencilla Pitanga, decidí investigar. Y me entero que además de ser un militar y estratega brillante fue un mecenas protector de las artes y las ciencias. Amaba tanto las obras de arte (incunables, pinturas, manuscritos, libros) como la naturaleza.  Su  colección de libros, forma el núcleo de lo que hoy es la Biblioteca Nacional de Austria.
Existen unas mil especies de plantas con el nombre genérico de Eugenia pero continuamente se están descubriendo nuevas especies de este género, descritas por Linneo y nombradas en homenaje a Eugenio de Saboya. Gracias a la Pitanga me enteré de todo esto.
Este arbolito es como esas personas  que siembran el bien sin marketing, que construyen  sin ruido.
 Es rico en vitamina A, fósforo, calcio y hierro.
Con su fruto pueden prepararse conservas, jaleas, mermeladas, jugos, licores y se la mezcla con otros frutos rojos en repostería y heladería.  Prueben usarla en el agua de cocción de los fideos o el arroz en lugar de las hojas del laurel.
La  infusión tiene propiedades diuréticas (por lo tanto es hipotensor), digestivas y antidiarreicas; la decocción de la corteza se emplea en gárgaras para las anginas y otras afecciones de la garganta. Es buena para trastornos gastrointestinales, tónico estomacal, antitusígeno, antirreumático, antiespasmódico, cardiotónico, diaforética (provoca la sudoración, de ahí sus propiedades antifebriles),  depurativo (purifica el organismo, principalmente la sangre). Por algunas de sus propiedades no se aconseja consumir la infusión en mujeres embarazadas o que estén amantando.
Las hojas  también poseen efecto estimulante. Si se le adiciona al mate, la yerba se “lava” con menos rapidez, al mismo tiempo que potencia el efecto estimulante de la yerba mate. Se pueden dejar secar sus hojas a la sombra para usarlas en infusiones, cuando viajas. Si tienes una planta a mano no es necesario ya que sus hojas son perennes.
Es utilizada con fines cosméticos por ser antioxidante. La infusión preparada con sus hojas tiene propiedades astringentes para el cabello graso.
El árbol de Pitanga rara vez posee insectos dañinos porque tiene propiedades repelentes. Sus hojas se utilizan para espantar las moscas. Las abejas aman sus flores. En los días de floración no nos acercamos demasiado por la mañana para dejarlas tranquilas. Bien temprano  escuchamos su zumbido.
Dos de los árboles que tenemos en casa nacieron “guachos”, por semillas traídas por los pájaros, seguramente. El tercero nos fue regalado. El que está dando frutos fue el primero en nacer. Los otros son pequeños aún.
Encontré estas dos recetas en: https://www.saludycuidado.net/alimentacion/3026

Té de Pitanga
Ingredientes
  • 300 mililitros de agua
  • 3 hojas de pitanga
  • 1 pedazo de corteza de pitanga
Preparación
Hervir el agua en una olla y cuando ya se encuentre hirviendo, añadir al agua las hojas y la corteza. Se debe dejar reposar de 5 a 6 minutos.
Una vez haya reposado, se debe colar y dejar reposar hasta que este tibio y listo, tendremos nuestro té de pitanga.

Mermelada de pitanga
Ingredientes
  • 2 tazas de pitangas
  • 1 taza de agua
  • Media taza de azúcar
  • Limón
Preparación
Una noche antes de preparar la mermelada, debe dejarse macerar las pitangas con el azúcar y taparlas.
Ya que hayan reposado toda una noche, deben colocarse a fuego lento y agregar agua y un chorrito de jugo de limón para darle un toque cítrico.
(Lo que no dice la receta es en qué momento le sacamos las semillas.)