Follow by Email

martes, 18 de agosto de 2009

Los regalos de Marta!!!

Y esto es lo que llamo una "tarjetita" hecha en tela, toda en "composé"con florcitas bordadas con cuentas y una diminuta mariposa de visita. Preciosa!
Una carta cariñosa que vino en ese sobre precioso. Todos los detalles cuidados. Ah! y los sobres de té, verde (antioxidante), manzanilla (calmante) y naranja (me encanta este sabor, dicen que es calmante, también)




Una lechuza divina! Me encantan las lechuzas pero nunca me hice una. Esta la voy a colgar de mi máquina de coser. A la lechuza se la relaciona con Atenea, protectora de la Paz, de la Filosofía y de las Artes. Homero llama a Atenea, “la de los ojos de lechuza” (glaukopis) Aparentemente, el tótem de la lechuza habría evolucionado hasta la figura humanizada de la diosa. Por eso a la lechuza se la relaciona con la sabiduría.




Llegaron el viernes pasado pero yo no estaba en casa. Mi hijo llamó y me avisó. Imaginen mi ansiedad. Hoy apenas entré fui a ver mis regalos. Es mi primer intercambio, así que no es para menos. Les muestro todas las cosa lindas que recibí de Marta, desde Neuquén, Argentina. Observen ese mantelito, todo hecho a mano. Que primor! Estoy esperando a mi amiga Mónica para tomarme un té de naranja (de los que recibí) y estrenar el mantel. El mantel tiene una frase bordada: Tiempo de amigas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy lindos los regalitos que recibistes. Al final tu amiga recibio lo que enviaste?
Deb

isa & marta dijo...

Hola Nelita!!! si que sabes jerarquizar un regalo. Me alegra que el libro te haya gustado, estaban todos los de su colección y luego de leer contratapas me decidí por éste.
Da gusto encontrar a alguien que sabe que a las lechuzas se las relaciona con la sabiduría, y que no son bichitos de buena suerte.Sino que recibimos un poquito de sabiduría toda vez que nos alcanza su energía.
Un abrazo gigante

SUsana dijo...

Hola Abu:
Preciosos los regalos y algunos hasta sabrosos.
Amo a las lechuzas y los búhos.
para los griegos era sabiduría, para nuestros wichis protección y para mí un deleite.
Besos, SUsana