Follow by Email

miércoles, 26 de agosto de 2009

Le pupe

Entre tanto arreglo aquí limpio allá apenas he tenido tiempo de arrimarme a la máquina. Todas sabemos lo que sucede cuando nos ponemos a limpiar profundamente. Nos da por cambiar cosas de lugar y ahí aparece lo que debemos tirar o tirar, lo que habíamos perdido, lo que hay que reciclar, entonces comenzamos con las digresiones pintando por allí, lijando por allá clavando por otro lado, una actividad febril que a los demás les ponen los pelos de punta pero que a nosotras nos encanta. Los amigos entran y tienen que ir esquivando. Pero como los míos ya me conocen... Mi hijo se disculpa ante los suyos: "estamos en obra" Pero al otro día cuando estos llegan preguntan ¿Cómo te quedó el mueble que pintabas anoche a las doce? Y siempre hay alguno que se ofrece a taladrar algo.Te despiertas en la mañana y piensas ¿Qué arreglo hoy? Y aquel mueblecito no quedaría divino en... si le cambio la cara?
Pero entre pinceles y pátinas armé mi pupe, le puse cabello y le pinté la cara, para el SAL de Sabrina. Espero la siguiente etapa.

2 comentarios:

Sabrinaesse dijo...

bellissima ,la posto su :http://fansclublepupe.blogspot.com/!!!

Anónimo dijo...

en que andaras con tanto orden ...
deb