Follow by Email

jueves, 26 de agosto de 2010

Masoller





























El 24 de agosto, cuando mucha gente se estaba preparando para la "Noche de la nostalgia", en la escuela 79 de Masoller los chicos se estaban preparando para el futuro.
El agrupamiento Quebradas del Norte integrado por la escuela anfitriona más la 25 de Sauzal, 22 de La Palma, 29 de lunarejo, 97 de Brigadas Civiles, 118 de Costas de Laureles, Boquerón y 85, 17, 42, 102 y 77 de Tacuarembó, se reunió en un día amenazante, frío y con llovizna. Pero eso no impidió las actividades que se abrieron con el canto a la Escuela Rural. Se realizó el quinto Certamen del Saber donde los alumnos organizados en tres niveles respondieron preguntas sobre obras de autores nacionales: Los horneros y el sol de Ignacio Martínez, ¡Cuidado con el culantrillo! De Magdalena Helguera y El paso del Yaberibí de Horacio Quiroga. Aquí lo importante no es competir, sino leer.
Competencia de saber, juegos de dirigidos por los profesores de Educación física, una propuesta de investigación sobre nuestra fauna, almuerzo, merienda con una enoooooorme y deliciosa torta. el sol que decidió asomar por la tarde, unos 150 niños en total, todo se unió para un hermoso día de trabajo, juegos, integración, bajo la consigna “La biodiversidad es vida: es nuestra vida”
¿Qué andaba haciendo yo por alli? Concurrí invitada por la Maestra Directora de la Escuela 79, Ana María Gastelumendi Amondarain para participar en el jurado.
Tengo que felicitar a todos: a la escuela anfitriona que en este caso significa la Dirección, las maestras, los vecinos que colaboraron, las extraordinarias cocineras, los niños… A las demás escuelas participantes por el esfuerzo para llegar. Allí supe que hay escuelas rurales a la que solamente concurren… cuatro niños! Pero este es otro tema muy grande y preocupante porque poca población escolar significa éxodo rural.
Muchas gracias por todo, también por una mudita de menta que me fue regalada y por las niñas que me permitieron participar de una ronda que no conocía: “En medio de la placita estaba una manzanita que daba un saltito, que daba otro saltito…” Es cosa buena que los niños puedan usar las nuevas tecnologías sin olvidarse de jugar .
Otra vez:Felicitaciones y Muchas gracias!







1 comentario:

Anónimo dijo...

mami que linda experiencia