Follow by Email

martes, 27 de julio de 2010

Con aroma de naranjas

"Blanco fue mi nacimiento/amarillo mi vivir"Es la típica adivinanza sobre la naranja. Una fruta que va unida a la idea de invierno. Como un pequeño sol que ilumina cuando el otro no quiere asomarse. Se dice que la naranja necesita unas buenas heladas para alcanza su dulzor. No creo que exista alguien de mi generación, incluso la de mis hijos, que no haya memorizado "El vendedor de naranjas" de Juana. No es difícil entender esa imagen olfativa de las naranjas fragantes.
Este domingo, muy frío, me acomodé junto a la estufa a leña con Jaén y Cosita en mi falda, a terminar de leer Corazón de tinta. Para completar una tarde perfecta resolví que hacía falta chocolate con copito de merengue y una torta de narajas para acompañar. Recuperé esta receta que hacía mi suegra.
Batimos 2 huevos, una taza de azúcar, 3/4 taza de aceite. Agregamos la ralladura de cáscara de una naranja, 2 tazas de harina, 3 cucharaditas de polvo de hornear y el jugo de unas tres naranjas. Vamos agregando de a poco mientras batimos hasta tener el punto justo. Puede sobrar jugo, sabemos que siempre depende de la absorción de la harina y el tamaño de los huevos. Llevamos al horno unos 25 minutos. Mientras tanto preparamos un almíbar hirviendo jugo de naranja y azúcar. Cuando sacamos la torta del horno le volcamos el almíbar encima. Deliciosa.

7 comentarios:

rossi dijo...

no pues tocó hacerla, con esa introdución ya me olía y me sabía a naranja. gracias !!!

saludos.....

Anónimo dijo...

Chicuelo de brazos cetrinos, que vas con tu cesta rebozando naranjas ... color ambarino, ven aca vuelca tu cesta en mi falda ... mi pueblo distante y tranquilo naranjales tan prietos rodea ...

beuno me vas tener que hacer la torta, por que se ve que tu suegra ya hacia 33 años que no la hacia por que yo nunca se conoci ...
es mas se ve que despues que oficialmente entraste a la familia ella abandono la cocina ...

Mariela dijo...

Mmmmh!!! que ricaaaa, hasta aca llego el olorcito de esa torta. Mamá hacia una parecida bañada con almibar de naranja, no se si era esa la receta, pruebo la tuya y despues te cuento. Besitos

 Daiana dijo...

Que buena pintaaaaaaa!!!! seguro que la hago!! amiga muy bueno tu blog desde hoy te sigo , te invito a pasar por mi casita que estoy de sorteo , te espero!!!feliz semana!!besotessssssss

el taller de sonia dijo...

primero que nada gracias por tu comentario, me encanto descubrir tu blog voy a provar la torta de naranjas a ver que sale soy bastante mala en la cocina, te cuento que mi marido es de montevideo y vivimos hace muchos años un tiempito en uruguay, vi repasando tu blog que perdiste a tu mami lo siento muchisimo, aunque la vida ya sabemos , tienen estas cosas, nunca estamos preparados un beso grande y seguimos en contacto

Abuela Creativa dijo...

Anónimo: Sí, la abuela Tota gustaba de saborear ricas comidas.Quién no? Pero no le gustaba cocinar.Cuando yo la conocí solía hacer esa torta cuya receta había encontrado en un periódico. Después, como encontró una nuera que le hacía los gustos aprovechó para abandonar la cocina.

Rina dijo...

HOLA ABUELA!!!VOY A PROBAR HACERLA,Y TE CUENTO COMO ME SALE.HASTA PRONTO