Follow by Email

martes, 21 de diciembre de 2010

Premio

Me concedí a mí misma un premio: ¿Un micrófono? No!! Un soplete dorador! Cuidado merengues! Ahí voy yo con mi soplete.

2 comentarios:

Débora dijo...

cuantos postres merengados vamos a comer ahora ...

Artistalight dijo...

Habrá algo más peligroso que una Abuela Creativa con un soplete?? jejeje