Follow by Email

viernes, 21 de mayo de 2010

Robin Hood

Imagen tomada de www.cinenganos.com


Leonor de Aquitania, a los 15 años se casó con Luis VII de Francia y un año después cuando este asciende al trono por la muerte de su padre se convierte en reina de Francia.
En 1152 se anula su matrimonio y se casa en el mismo año con quien sería rey de Inglaterra con el nombre de Enrique II. Aparentemente, a causa de la infidelidad del rey, Leonor consiguió la rebelión de tres de sus hijos contra el rey. Hecha prisionera, fue liberada a la muerte de aquel. Cuando su tercer hijo Ricardo Corazón de León -siendo rey- parte a las Cruzadas se convierte en regente hasta su regreso. Al morir Ricardo, Leonor apoya a su hijo Juan -llamado Juan sin tierra porque su padre lo había dejado sin territorio en el reparto de la herencia- para conseguir la corona.

Todo esto viene porque fuí a ver Robin Hood y quise ubicarme un poco en el tiempo y espacio.

La figura de Robin Hood siempre despierta simpatía y admiración. El ladrón que roba a los ricos para dar a los pobres, que tiene mil ingenios para enfrentarse a los poderosos y su in justicia, siempre es atractivo. Fui a ver la versión de Ridley Scott, protagonizada por Russell Crowe y Cate Blanchet.

Me gustó.

Tiene todos los ingredientes para mantenerte entretenida y alerta. Y si creías que ya lo sabías todo sobre el héroe, todavía pueden aparecer algunas sorpresas. También tiene muchos lugares comunes pero eso pasa por leer mucho y mirar bastante cine. Pero ya lo dijo Salomón ¿Fue salomón?:-Nada nuevo hay bajo el sol. Y ese sabía.

Lo importante es dosificar, que nada sea excesivo: algunas gotas de heroísmo, un poco de maldad, un puñado de ambición, una pizca de traición, unos gramos de romance, amistad y solidaridad a gusto, algo de suspenso. Todo bien amalgamado y bien dirigido. Algunas dismistificaciones. El acierto de buenos actores: Max Von Sydow como Loxley padre, William Hurt en su justa medida.

En las tantas versiones de Robin Hood nos acostumbramos a ver a Ricardo Corazón de León haciendo el papel de Deus ex machina es decir poniendo las cosas en su lugar al final de la historia. Aquí sucede al revés. Es la muerte de Ricardo la causa de los acontecimientos que nos interesan. ¿No nos imaginábamos a Crowe en ese papel? Alguien dice que no es bueno como Robin porque está gordito y no muy alto. Eso no es discriminatorio? El mundo es de los flacos y altos? ¿Tiene escenas parecidas a Gladiador? En La guerra de los mundos hay una escena que considero es un calco de una escena de Parque Jurásico y nadie ha protestado.
Como ya dije. No me aburrí, me reí algunas veces y salí del cine con la sensación de que los buenos siguen ganando. Y eso es bueno. Y puede ir a verla toda la familia. Eso es bueno, también. Como no soy crítico de cine me puedo dar el lujo de ver y recomendar lo que me gusta.

No hay comentarios: