Follow by Email

jueves, 17 de junio de 2010

Leyendo


Cuando Isabel Allende se puso "de moda" no leí ninguno de sus libros. Hay algo en mí que me impide acercarme a determinados autores (no me pasa con todos) cuando están en plena erupción. (Supongo que en la creación literaria hay mucho de fuerza y fuego creador) Prefiero que la ceniza enfríe o que las aguas decanten, como prefieran decir, y esperar el momento de acercarme. El momento llegó ahora porque un periódico puso al alcance de sus lectores las obras de esta escritora en ediciones más económicas. Mi hija mayor las fue adquiriendo y mandándome "paquetes" de libros. Nada de hacerme la desentendida. Comencé a leerlos. Empecé por la trilogía dedicada a los niños y jóvenes: La ciudad de las bestias, El reino del dragón de oro, El bosque de los pigmeos.
En La suma de los días, Allende explica cómo inventaba historias orales para sus nietos hasta que prometió que escribiría tres libros con temas propuestos por ellos: "Mis nietos me dieron el tema del primer libro,que ya se adivinaba en muchos de los cuentos que me habían pedido antes: la ecología. La aventura de La ciudad de las bestias nació del viaje que hice al amazonas.(...)Alejandro fue el modelo de Alexander Cold,el protagonista; su amiga Nadia Santos, es una mezcla de Andrea y de Nicole.En la novela Alexander va con su abuela Kate, escritora de viajes,al Amazona, donde conoce a Nadia.Los chicos se pierden en la selva, viven con una tribu de "indios invisibles" y descubren a unas bestias prehistóricas que vien en el interior de un tepuy, esas extrañasformaciones geológicas de la región. La idea de las bestias surgió de una conversación que escuché en un restaurante de Manaos entr un grupio de científicos que comentaban el hallazgo de un giganteco fósil de aspecto humano en la selva. Se preguntaban a qué animal correspondía, tal vez era de la familia de los monos o una especie de yeti tropical (...) Muchos de los relatos que oí en el Amazonas sobre corrupción, codicia, tráfico ilegal, violencia y contrabando fueron la materia prima para el argumento (1)
La segunda obra de la trilogía cuenta con los mismos protagonistas: Alexander, Nadia y la abuela Kate: " A las niñas les atraía la idea de ceremonias, rituales, tradición, y a Alejandro la posibilida de desarrollar capacidads paranormales, como telepatía y telequinesis.(...) Andrea contribuyó a planear el argumento y Alejandro imaginó los obstáculos que protegían a la estatua del dragón(...)Los yetis fueron creación de Nicole, quien siempre deseó conocer a uno de los supuestos gigantes de las nieves eternas, y Tabra aportó a los "hombres azules", una secta criminal de la que oyó hablar en un viaje al norte de la india." (2)
La última aventura sucede en África:"Mis nietos y yo extendimos un mapa sobre la mesa de mi abuela para ver dónde situaríamos la última aventura de Alexander Cold y Nadia Santos.(...) Sería pues una aventura en una aldea africana aislada, donde un militar desquiciado impone el terror y esclaviza a los pigmeos." (3)
La suma de los días es una carta, una larga carta escrita a su hija Paula sobre los acontecimientos que sucedieron en su numerosa familia después de la muerte de aquella. Entretenido, donde los hechos cotidianos se transforman en literatura con imaginación, vocabulario y humor. Isabel Allende ha recibido muchos premios pero también mucha crítica nada generosa. De todas maneras creo que uno tiene la libertad de leer lo que le gusta y se acabó. Cuidado con leer solamente lo recomendado por los críticos. En materia de arte no siempre tienen la razón. Ya sabemos lo que pasó con "El perro andaluz" por dar un ejemplo. Debo decir que lo que he leído hasta ahora me ha gustado pero no me ha enloquecido. Estoy leyendo en estos momentos Eva Luna, y me ha atrapado bastante. Después les cuento.
La trilogía juvenil no permite que te aburras. En la parte final del último libro cuando los animales de la selva y los espíritus de los muertos acuden en auxilio de los protagonistas fue inevitable visualizar a Narnia y El señor de los anillos. Pero "nada nuevo hay bajo el sol" y lo importante no es sólo decir sino como se dice y seducir al lector. Y esto último se consigue. Dicen que para saber si una obra literaria es buena tenemos que ver si resiste el paso del tiempo(bastante tiempo, no poquito). Como no voy a estar por acá cuando pase ese mucho tiempo voy leyendo lo que me gusta. Espero leer la siguiente remesa, cuando devuelva estos títulos que me han sido prestados.
(1) ALLENDE, Isabel. La suma de los días. 2009. BsAs. Sudamericana. pág 254
(2) ALLENDE, Isabel. La suma de los días. 2009. BsAs. Sudamericana. pág 292
(3) ALLENDE, Isabel. La suma de los días. 2009. BsAs. Sudamericana. Pág297

No hay comentarios: