Follow by Email

lunes, 8 de marzo de 2010

Pan para un amigo



Cuando Don Correa pasa por casa y ve que se está por convertir en el castillo de la bella durmiente después de cien años de hechizo, carga en su auto la cortadora de pasto, el machete, la tijera de podar y otros adminículos. Es el terror de las hormigas. Planta todos los años en el fondo una franja de maíz dulce y poroto verde para que nosotros cosechemos. Este amigo cumplió años el viernes 8. Y lo festejó con un asado. Como ya saben me gusta hacer pan para los amigos así que me puse...¡manos a la masa! Claro que el pan fue acompañado por un tintillo porque ¿qué es un asado sin vino tinto? ¡Salud!

Como después me piden la receta y yo no se qué ni cuánto puse decidí ir anotando y pesando cuidadosamente. Aquí está:

Tomamos la balaza de cocina y vamos colocando:

50 gr de salvado de trigo

2 cdas de mix de avena ,sésamo y lino

2 cdas de gofio

2 cdas de papa en escamas ( lo que viene para hacer puré instantáneo)

Ya tienen unos 300gr de producto. Ahora agregan harina hasta completar los 900gr. Dejan 100gr reservados que van a necesitar para ir espolvoreando la masa en la mesa.

Colocan eso en un bol y hacen un hoyo en el centro como quien hace un nidito. Ahí colocan tres cuartos de taza de aceite, una cucharada de azúcar, una taza de leche tibia (entera o descremada, lo que el cuerpo les permita) y dos cucharadas de levadura seca instántanea y comienzan a unir todo con cuchara. Les va a llevar otra taza de leche y hasta un poquito más. Siempre depende de la harina. La masa debe quedar blanda pero no pegajosa. Si está muy dura le agregan de a poquito la leche. Un secreto para no mojarla demasiado es ir mojando la mano en la leche y amasando. No olviden que la masa tiene 2 cdas de papa en escamas que reclama líquido para hidratarse.

Si no les gusta amasar tengo un secreto: comiencen a recordar a aquella vecina que llevaba los chismes a mami de lo que uds hacían en la plaza, de la amiga que les birló el novio, de la compañerita que, en la escuela,(no importa de qué época de la vida vienen los recuerdos, este es el momento!) no prestaba los lápices de colores. Hagan memoria! hagan memoria! Debe haber alguna vendedora que les vendió algo con avería y que no pudieron cambiar después. Mientras recuerdan todo eso golpeen la masa contra la mesada. Pueden dividir la masa en dos si les queda más fácil. Cuidado que no se caiga al suelo con el entusiasmo. Ya van a ver como acuden hijos, maridos, a ver qué golpean y porqué uds tiene tal cara de felicidad. Ya está. La masa pronta. Acabo de darles una receta para el cuerpo y otra para el espíritu (que dependen uno de otro). Algún sicólogo les había enseñado esto? Y... gratis!! Ya están con el alma liviana.

Ahora cortan la masa en unos 16 trozos. Los estiran un poco con el palote o con las manos y colocan dentro un trocito de queso. Cierran formando un bollito y colocan en asaderas aceitadas. Dejan crecer tapado (con algo liviano, de lo contrario los panes se aplastan. El polar es ideal. Un repasador limpio y el polar encima) Después al horno. Ah! No me olvidé de la sal. Don Correa es hipertenso. Uds pueden agregarle, si gustan.

NOTA: El mix lo hacen colocando en partes iguales (2cdas. por ejemplo) de avena, sésamo y lino en la procesadora o en licuadora. En seco. Se muele todo junto. Si lo hacen en licuadora pongan menos cantidad.

No hay comentarios: