Follow by Email

jueves, 4 de marzo de 2010

Marzo


Llegó Marte, o nosotros llegamos a él. Tenemos nuevo Presidente de la República, comienza el año lectivo en la Enseñanza y allá van los papis (y los abuelos y alguna tía) a por las túnicas, lápices, gomas, cuadernos, cuadernolas , hojas de todo tipo, etc, etc, etc, etc. Las librerías de fiesta, los bolsillos no tanto. Todo por la EDUCACIÓN. Esa es una de las consignas del nuevo gobierno. Esa debiera ser la consigna de todos los tiempos. No es tarea fácil. También fue dicho. Exige renuncias y reconocer prioridades. Del desván a la sala. Y no digo de la cocina a la sala, porque la cocina es de los mejores lugares de una casa. Desde la cocina de la casa de mis abuelos donde se cocinaba, se comía, se hacían los deberes en la enorme mesa de madera y se tomaba el mate dulce de la tarde con los bizcochos de harina de maíz. Me gustan las cocinas donde uno puede sentarse en invierno a tomar un café y charlar y en verano estás cerca de la heladera para robarte el helado. Las cocinas grandes e iluminadas.

Pero yo estaba escribiendo sobre Educación(Insisto en escribirla con mayúscula). Educación es abrirse al mundo pero también es saber que podemos dejar fluir lo que tenemos dentro de cada uno, lo que posibilita la diaria cosa del “con vivir”. (Iba a decir valores, pero últimamente está tan llevada y traída la palabra que comienza a deshilacharse) Decía, lo que permite el vivir con los otros: la tolerancia, el respeto, la paciencia, el autodominio, la generosidad, y mucho más. El conocimiento tiene que estar al servicio de la vida. Tener mucha información no nos conduce a la sabiduría. Hoy en día es relativamente fácil tener acceso a la información. La sabiduría es usar esa información para vivir con. El tema es muy profundo y no quisiera hablar de él con ligereza.

En realidad me acerqué a mostrarles mi "luna lunera, cascabelera" y terminé hablando de cocinas iluminadas y de educación. Debe ser que la luz tiene que ver con las dos o con las tres si sumamos la luna.

El dibujo de la luna lo encontró Carina en la web y me pidió que le hicera una en tela,( de estas amiguitas tengo varias) más grande que el diseño que ella me alcanzaba. Lo que surgió fue lo que ven aquí. Linda ¿Si?

5 comentarios:

Anita dijo...

Una preciosa luna y una excelente reflexión sobre la educación, muy difícil de desarrollarse adecuadamente todavía en muchos lugares aún con toda la tecnología que nos rodea, soy educadora aquí en Costa Rica y a veces me frustro con tanta dificultad en el camino, pero por amor a la educación y a los estudiantes se sigue adelante. Y para no frustarme más me gustaría tomarme un mate contigo(nunca lo he probado)en una linda cocina, de una casa de campo, talvez algun día, nos queda la cita pendiente. Un abrazo fuerte, tu amiga, Ana!

cary dijo...

Nelin!!!! lindoooo lo que escribiste principalmente sobre la educacion, que esta haciendo muchisima falta en este pais y en nuestra ciudad mas que nada!!!
pero DIVINA esta la lunita para mi "goldo" Lorenzo!!
gracias
besitos

Pili Marcela dijo...

Querida Abuela Creativa, siempre siempre que te leo me haces emocionar, sonreir, reflexionar, me encanta como transmitis :) Y felicitaciones por el Pepe!!! ;)
Besos

vaquita-creativa dijo...

Hola abuelita: yo tambien soy abuela, saludos de Costa Rica,te sigo ahora, estaremos en contacto, la luna simplemente hermosa, y el comentario tambien, saludos de Lilliana, visitame

sewtakeahike dijo...

awww, your little man in the moon is so cute!!