Follow by Email

jueves, 19 de enero de 2012

Gatos


ODA AL GATO (Fragmento) (tomada de la web)

Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.
El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.

El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.

No hay unidad
como él,
no tienen
la luna ni la flor
tal contextura:
es una sola cosa
como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su contorno
firme y sutil es como
la línea de la proa de una nave.
Sus ojos amarillos
dejaron una sola
ranura
para echar las monedas de la noche.

Oh pequeño
emperador sin orbe,
conquistador sin patria,
mínimo tigre de salón, nupcial
sultán del cielo
de las tejas eróticas,
el viento del amor
en la intemperie
reclamas
cuando pasas
y posas
cuatro pies delicados
en el suelo,
oliendo,
desconfiando
de todo lo terrestre,
porque todo
es inmundo
para el inmaculado pie del gato.

Oh fiera independiente
de la casa, arrogante
vestigio de la noche,
perezoso, gimnástico
y ajeno,
profundísimo gato,
policía secreta
de las habitaciones,
insignia
de un
desaparecido terciopelo.

El reposo del cazador. Con tanta gente en casa no es fácil encontrar un lugar tranquilo para hacer una siesta prolongada.




Fiona y sus bebés. Madre muy ansiosa y nerviosa. Trasladando contínuamente a sus hijos porque nunca se conformaba con el lugar elegido.Nacieron el 4 de diciembre.


El almohadón me lo regaló una amiga por Navidad para que me acueste a leer bien cómoda pero Lovecraft decidió que el naranja le viene muy bien a su color de piel y lo estrenó. No le falta razón.


Sí, con tres meses, casi cuatro, pero la tetita de mamá calma los nervios y ayuda a dormir. Bení es la gata abandonada que apareció en casa y nos adoptó.


Explorando el mundo. Una de las gatitas de Fiona. Son dos, con el mismo pelaje. Las distinguimos porque ésta tiene la nariz manchada.

1 comentario:

DORIS dijo...

Que lindos gatos te trajo la Fiona, se ve divino en el almohadón naranja, y son posudos para la foto, modelan muy bien.
Feliz fin de semana.
Doris