Follow by Email

jueves, 18 de septiembre de 2008

Glicinas



Yo no creo que lloren las glicinas
lágrimas tristes como tú lo dices.
Creo más bien que cuando se deshojan

tu dulce nombre con afán repiten.

El viento ha recogido de mis labios
tu nombre tantas veces que es posible,
que hayan aprendido a pronunciarlo
con la ternura que tu amor le imprimen.

Olyntho María Simoes -Las glicinas (fragmento)

No hay comentarios: