Follow by Email

jueves, 31 de julio de 2008

Y siguen los ñoquis

En esta página, http://montevideo.com.uy encontré estas noticias sobre los ñoquis. Aquí también encuentran recetas de distintos tipos de ñoquis. Hay que experimentar!

Ñoquis, el plato de la suerte
Saboreando este plato, la tradición asegura suerte por 30 días seguidos. Los más supersticiosos, comen apenas siete ñoquis, masticándolos siete veces cada uno. Otros los devoran todos, pues juzgan más importante que no haya sobras. Los gnocchis surgieron en Italia; pero los incrédulos afirman que la costumbre de poner dinero bajo los platos surgió en América del Sur, como estrategia de los restaurantes que necesitaban aumentar la clientela. El dinero deberá ser guardado todo el mes. Los más supersticiosos pragmáticos dirían ellos utilizan dólares en lugar de pesos. La moneda fuerte, que resiste a los tropezones del mercado, garantizará el futuro. La historia del plato La leyenda cuenta que un fraile llegó a una pequeña localidad italiana, un día 29, y tocó la puerta de una trattoria. Pidió un plato de comida y recibió el único alimento que había: ñoquis. Tiempo después, volvió al local y contó a los propietarios que, después de comer aquel plato, su vida había cambiado para mejor. La costumbre de comer ñoquis los días 29 puede ser relativamente reciente, pero la historia del plato es bastante antigua. Fue el primer tipo de masa casera. Spaghettis, ravioles y compañía son posteriores. Se supone que los ñoquis existen desde los tiempos de griegos y romanos. En Italia, los llamaron primeramente macarrones. En la Edad Media, ya eran conocidos con su nombre actual. Algunos estudiosos dicen que significa algo así como "pelota", ya que justamente son pelotitas de harina amasadas con agua. Los ingredientes de la masa fueron variando en el tiempo; comenzaron a ser elaborados con varias harinas, sobre todo de trigo. Mezcladas con agua, condimentadas con sal y cocidas en agua, eran alimentos sustanciosos. Años después, la masa fue enriquecida con espinaca, queso, castañas, carne o pescado. Luego de la introducción del maíz en Italia, a mediados del siglo XVI, surgió el ñoqui de polenta. Pero fue la llegada de la papa, entre los siglos XVI y XVII, quien cambió la historia del plato. El tubérculo americano se tornó el ingrediente más utilizado, aunque los ñoquis de harina y semolín siguen teniendo su prestigio. Los sicilianos crearon su propia versión; son famosos sus ñoquis a base de harina de trigo, ricotta de oveja, pasas de uva y albahaca. La receta de los romanos lleva semolín, se cocina en leche y va al horno con queso parmesano. En el pasado, los ñoquis eran una preparación característica de la cocina del norte y centro de Italia. Hoy, es de dominio nacional. Venció incluso la resistencia de los napolitanos, adeptos irreductibles de los espaguettis y otras masas largas. El éxito de los ñoquis llegó incluso a paíes vecinos. En Alemania y Hungría existe un plato similar, los "spätzle", que se acompañan con carnes asadas, o gratinado y servido en sopas. Los húngaros repitieron la receta, cambiando el nombre a "galuska", que se acompaña con el famoso "goulash", un guiso de carne conocido desde el siglo IX. Traiga suerte o no, el plato del día 29 es un clásico. Para el comilón, en tanto, la verdadera fortuna consiste en saborearlos.

No hay comentarios: