Follow by Email

viernes, 4 de abril de 2008

Ay,señora...

Hermosa cuentera,te has adueñado de mi libro de Nicolás Guillén y tuve que buscar el poema en la telaraña, suerte que lo encontré colgadito en http://poesopa.blogspot.com y la araña (no sé si la de Harry o la de Frodo)estaba ausente.

¡Ay, señora mi vecina!

¡Ay, señora mi vecina,
se me murió la gallina!
Con su cresta colorada,
y el traje amarillo entero,
ya no la veré atareada,
paseando en el gallinero,
pues, señora mi vecina,
se me murió la gallina,
domingo de madrugada;
sí, señora mi vecina,
domingo de madrugada.
¡Míreme usted cómo sudo,
con el corral enlutado yel gallo viudo!
¡Míreme usted cómo lloro,
con el pecho destrozado,y el gallo a coro!
¡Ay, señora, mi vecina;
cómo no voy a llorar
si se murió mi gallina!

Nicolás Guillén (Cuba, 1902 - 1989)

No hay comentarios: