Follow by Email

viernes, 12 de noviembre de 2010

Hace 160 años nacía Stevenson



En mi niñez, la hora de la siesta era el momento de un descanso breve para los adultos, hora en que no se me permitía salir ni al patio, nada de molestar, nada de hacer ruido. Y quién quería salir? Después que aprendí a leer esa fue la mejor hora. Las novelas de aventuras me atraparon siempre. Y en ese rato de silencio, mientras resonaba el cucú del comedor no era difícil entrever la alargada sombra de Long John Silver entre los árboles del jardín. El frío en la columna que te obliga a cerrar un momento el libro, respirar hondo, revisar detrás de los muebles crujientes y retomar la lectura. Después fue Hyde que impuso su presencia a Jeckyll "para que aprenda". Ah! Don Robert Louis! Vida difícil la suya, enfermo, siempre enfermo. En el período de mayores problemas de salud, minado por la tuberculosis escribió las obras que lo dieron a conocer al mundo de la literatura: La isla del tesoro y El extraño caso del Dr Jeckyll y Mister Hyde.

No hay comentarios: