Follow by Email

martes, 6 de abril de 2010

Otra vez Caperucita

Uno de los bocados más exquisitos que he saboreado en estos días ha sido este libro de Marjolaine Leray. Con versión original en francés, OCEANO Travesía editó la versión en español en 2009 en Barcelona. Libro para mirar y leer. Descubrí que hay una historia que comienza en la contratapa y termina en la tapa, aunque bien podría estar comenzando aquí para continuar en las hojas del libro. No se mareen. Es un librito (el diminutivo es afectuoso) de muchas lecturas. Es pura acción. Acción que corre a través de los diálogos. No hay narración, no hay narración con palabras. La voz del narrador está sustituída por la ilustración (elemental, precisa, casi rupestre) Rojo y negro. Caben aquí todas las connotaciones que tienen estos colores en occidente. Líneas curvas para la indefensa Caperucita; líneas rectas, verticales, oblicuas, filosas e hirientes para el lobo. El cuento comienza con una interjección que funciona como un vocativo y termina con un adjetivo lapidario. Onomatopeyas, interrogaciones, verbos elípticos recrean una historia de suspenso. Una vuelta de tuerca magistral nos demuestran que el talento puede contar la historia mil veces contada y permitirnos el asombro y el miedo. Un librazo ( el aumentativo es por la admiración ) para leer y mirar, releer y remirar. ¿Para qué edad? Para todas, como todos los buenos libros.

2 comentarios:

rosa paseggi dijo...

Nelin, tus comentarios siempre son excelentes. Gracias

MI RINCON dijo...

hola amiga, pase a desearte un lindo fin de semana
cariños
jessica