Follow by Email

sábado, 12 de diciembre de 2009

Quitapenas sarubobos, Sarubobos quitapenas


Ya he explicado que no creo en casualidades, pero sí en causalidades.También conté que la cuentera Rosa Paseggi, a fines del 2008 me regaló Ramón Preocupón de Anthony Browne (Dicen las malas lenguas que fue con segundas y terceras intenciones). Cuando terminé de leer el libro ya los quitapenas me habían hecho un guiño. Me puse a investigar y descubrí que vienen de una tradición maya del altiplano de Guatemala. Se cuenta que cuando los niños tienen miedo o pesadillas (los adultos también tenemos miedos y pesadillas) se lo cuentan a los muñecos quitapenas y éstos se ocupan de hacerlos desaparecer. Se los puede guardar debajo de la almohada, colgarlos sobre la cabecera de la cama o colocarlos sobre la mesa de noche, transportarlos en la cartera, y llevarlos de viaje también.
Estoy segura de que estos personajes andaban buscando a alguien que sintiera gran placer haciendo muñecos y me encontraron, porque fue amor a primera lectura y así comencé a crearlos. Los hice de varios materiales y formas hasta que hace poco me enteré que las abuelas japonesas cosían unos muñequitos llamados sarubobos para que además de servir de juguetes para las niñas fueran como un escudo para apartarlasde las cosas negativas, para ayudarles con un buen matrimonio y un feliz parto.
Es una cosa extraordinaria ver como las mujeres siempre nos hemos preocupado por alejar lo negativo de nuestros seres queridos y cuán parecidos somos los humanos a pesar de las distintas culturas y las distancias. En este momento mis quitapenas tienen la forma de los sarubobos, los he juntado para regalar a mis amigas/os.

6 comentarios:

EL TALLER DE MARIA LUISA dijo...

Hola!!!!
una vez mas gracias por estas encantadoras historias , recorde con mucha alegria esta historia de las abuelas japonesas que escuche mas de una vez de mi padre y de mi abuelo unos seres increibles de una infinita ternura. gracias por hacerme volver a mi mas tierna infancia.
tus amigas van a estar muy contentas con este regalo
que tengas una hermosa semana. cariños Maria Luisa

SUsana dijo...

Abu:
Preciosos, sean quitapenas o sarubobos,y la historia es para ponerle un marco.
Cada vez que te visito, me voy llena de alegría. Gracias.
Te dejo un beso,
SUsana

Artistalight dijo...

Estan hermosos...pero me voy con una tristeza :( no explicaste cómo se hacen, y quiero aprender, por favor se tan gentil de decirnos cómo se hacen :)

El Almacén de Telas dijo...

Qué lindos Abu Maravilla! Me encantó la historia! Había publicado algunos tutoriales de sarubobos pero no sabía para qué eran, si es que tenían alguna función! La explicación me encantó, voy a animarme a hacerlos y a regalarlos!
besossss y dejo los links por si a alguien le interesa

http://projectsbyjane.blogspot.com/2009/10/free-sarubobo-family-tutorial.html
http://mairuru.blogspot.com/2009/05/how-to-make-sarubobo-plush.html

strellita-riocuritavilladecura dijo...

Hola amiga, FELIZ AÑO 2010, tiempo sin escribir en tu blog siempre paso pero no me detengo, me gusta tu comentario y la descripción de lo que viviste en el campo y los libros que has leido suenan muy interesantes ya que estas lecturas nos ayudan a comprender a los jóvenes también, pero sobre este artículo específicamente me gustaría saber más, de dónde has sacado información? y además solicitar tu permiso para publicarlo en mi blog o en el facebook. Hasta pronto, espero veas y apruebes mi comentario. Gracias

KIPURUKI dijo...

Hola guapa!! yo estoy diseñando unos sarubobos y he bautizado a una de mis creaciones como kipuruki auyentapenas!!
A mí hace años me regalaron los quitapenas. Son tan monos y chiquitines.
Pasate por mi blog que estoy de sorteo!!!