Follow by Email

domingo, 20 de enero de 2013

FIONA









Se la regalaron a Lupe, de chiquita, pero el apartamento era pequeño para sus ansias de libertad. Así que me la traje a Tranqueras en su jaula. Creció junto con Orión. De carácter muy nervioso, siempre tensa. Cuando tuvo sus crías, durante el primer mes las cambió cinco veces de lugar, apenas sospechaba que las estábamos mirando demasiado. Una súper madre. Parecía una tigra enfrentado a cualquier perro que se arrimara a sus hijos mientras jugaban en la vereda. Gran cazadora, les daba verdaderas lecciones de caza. Nos pasábamos largos ratos observando sus estrategias de enseñanza. Muy independiente. Había que darle la comida aparte porque con los otros gatos no se mezclaba. Pero durante el verano, cuando venía Lupe se instalaba en su cama y de allí no se movía. Su memoria afectiva le recordaba que esa era su dueña.
 Se murió hoy. Todo fue muy rápido. No sabemos si tenía alguna enfermedad oculta que nosotros no sabíamos o si la envenenaron.Durante la madrugada la acompañamos con Lupe en su agonía. 
Tenemos varios gatos y muchos pensarán que uno más o menos no importa pero cada uno es especial en su carácter y es único. Nos quedan tres de sus hijos (Antifaz, Princesa y Llovizna) y dos nietos (Corbata y Duque). Adiós Fiona! Que tengas un buen coto de caza y galletas de esas que tanto te gustaba robarme. Te extrañaremos.

3 comentarios:

MªMar M dijo...

Yo te entiendo perfectamente, tengo ahora mismo 10 y hace unos meses murio mi pequeño Ka, y aún me parece oirle algunas veces. Seguro que estará cazando en el cielo que todos los animales se merecen, mucho más que cualquier ser humano. Mil besos.

Doris Estela dijo...

Fiona, se sentirá muy tranquila , ahora en el otro estado ..mas allá donde jugueteará, y se entretendrá detrás de otros gatitos..
Un abrazo

Chary Serrano dijo...

Que pena,pobre gatita.
Lo siento mucho