Follow by Email

jueves, 11 de octubre de 2012

A propósito de títeres


EL TÍTERE

En un trozo de tela quedó envuelta la mano:
dos botones por ojos, una nariz de felpa,
un manojo de hebras de lana la cabeza
y su sonrisa ingenua, un cordón colorado.

La voz de la muchacha se quedó entre sus labios
y él solo dijo un cuento para la simple audiencia.
Se estremeció su cuerpo, tembló su cabellera
¡y vieras los pequeños, qué atentos lo escucharon

narrar sus aventuras por éstas y otras tierras!
Quisiera describirte toda aquella inocencia.
Quisiera dibujarte los rostros asombrados.

Después, todos se fueron. Y la tela fue tela,
botones los botones y otra vez hebra, la hebra.
Mas no sabes, los niños... ¡qué felices soñaron!
                                                 Carlos Marianidis


Tomado de aquí 

No hay comentarios: