Follow by Email

viernes, 16 de mayo de 2008

Entre elefantes y ratones




El elefante y el ratón


Porque quería saber

cómo era su planeta,

para subir al lucero

un ratón se puso aletas.


No pudo remontar vuelo

con sus alas de papel

y en la puerta de la cueva

lloraba como un bebé.


Un elefante famoso,

cansado de ser cirquero,

le contó que desde chico

recorría el mundo entero.


Deseaba tener su casa

siempre en el mismo lugar;

el trabajo le pesaba

y quería descansar.


El ratón Paco Morocho

y el elefante Ramón

se hicieron buenos amigos

compartiendo una ilusión.


Los dos tuvieron la idea

de ayudarse mutuamente:

la cueva para el grandote

y un viaje para el valiente.


Juntaron muchos papeles

e inventaron un avión

para que Paco Morocho

volara de un empujón.


Con la punta de la trompa

el elefante sopló

y el ratón Paco Morocho

de un impulso despegó.


¡Qué contento se veía

al ratón Paco Morocho

dando vueltas por el cielo

con una nube a cococho!


Pobre elefante Ramón,

que en la tierra se quedó

y para entrar en la cueva

se transformó en acordeón.


Ángeles Pisacco. Encontrado en http://www.educared.org.ar/imaginaria/biblioteca

No hay comentarios: