Follow by Email

viernes, 21 de marzo de 2008

PASCUA


Los
judíos celebran la Pascua - pésaj- para conmemorar su escape del cautiverio de manos de los egipcios. Se relaciona con el paso del Mar Rojo. La palabra Pascua deriva de pascha que significa paso, tránsito, que sería la forma griega de pésaj
La Pascua de Resurrección es la celebración cristiana que conmemora la resurrección de Jesucristo. La fecha de celebración varía entre el 22 de marzo y el 25 de abril, ya que tiene lugar el domingo siguiente a la primera luna llena de primavera del hemisferio norte.

¿Huevos?
Se sabe que, antes del cristianismo el huevo ha sido considerado símbolo de la vida por muchos pueblos como egipcios, chinos, persas, hindúes, galos …
La costumbre de regalar huevos viene desde muy lejos. Parece que esa costumbre se adoptó porque la Iglesia prohibía el consumo de huevos frescos durante la cuaresma. Esta prohibición hizo que los huevos se acumularan, así que se cocinaban, se pintaban, se escondían y se buscaban, como una forma de diversión, durante la Pascua. Con el tiempo estos huevos se fueron sustituyendo por huevos de otros materiales como los de madera hasta llegar a huevos que son verdaderas joyas como los famosos huevos Fabergé
América nos regaló el chocolate, como muchas otras delicias alimenticias. Siempre me pregunto, ¿Qué se comía en Europa antes que este continente generoso derramara en las mesas europeas el maní, la papa, el boniato, el maíz, el azúcar, el chocolate (Oh! El chocolate) etc? Dicen que los dioses del Olimpo se alimentaban con néctar y ambrosía. Claro, porque no conocían el chocolate. Así que ahora hemos adoptado los huevos de chocolate. También los podemos hacer solamente de azúcar, de marsmallow o con masa sablé y quedan deliciosos.

¿Conejos ovíparos?
Entre los fenicios, el conejo era un símbolo de la fertilidad, ( seguramente debido a su capacidad de procreación ) asociado a los cultos de la diosa Astarté. Parece que debido al nombre de esta diosa, todavía permanece la palabra Easter en algunos países europeos para nombrar a la fiesta de Pascua.
Encontré un relato popular que dice que un conejo estuvo encerrado en el sepulcro junto a Jesús y presenció su resurrección y otro que cuenta que unos niños vieron salir corriendo, de un granero, a un conejo y al entrar encontraron un nido con huevos de ganso, que ellos atribuyeron al conejo. Los dos relatos me parecieron poco consistentes. Me parece más probable que en algún momento se unieron los antiguos elementos no cristianos con los cristianos, los antiguos ritos que permanecen en la memoria de la gente, con los ritos cristianos. Lo fascinante del asunto es investigar todo esto.
De todas maneras, Pascua ya no significa tránsito de un lugar a otro sino cambio de vida, así que las: ¡Felices Pascuas! que nos deseamos mutuamente sean un deseo de un mundo mejor donde la paz sea posible y como dice Menapace, que el amanecer nos encuentre sembrando…


.

No hay comentarios: